Categoríaempleo

Los nuevos artesanos

Hace poco leí un artículo en el diario New York Times que analizaba el impacto de los medios tecnológicos en el medio laboral en función de su especialización. El artículo explicaba, con datos objetivos, que no había evidencias para afirmar que la tecnología destruye puestos de trabajo, ya que, históricamente y en condiciones normales (no de crisis económica), el número de parados en eras tecnológicas era similar al de épocas más agrarias.

La tecnología impacta directamente sobre el valor añadido del trabajo que se desempeña. Este impacto crea un distanciamiento entre trabajos con más y menos valor añadido. Es decir, genera un incremento de la demanda de los trabajos cognitivos (aquellos que requieren toma de decisiones, interpretación de la información, razonamiento, etc.) y desplaza el trabajo repetitivo y no cognitivo.

Leer más