Los nuevos artesanos

Hace poco leí un artículo en el diario New York Times que analizaba el impacto de los medios tecnológicos en el medio laboral en función de su especialización. El artículo explicaba, con datos objetivos, que no había evidencias para afirmar que la tecnología destruye puestos de trabajo, ya que, históricamente y en condiciones normales (no de crisis económica), el número de parados en eras tecnológicas era similar al de épocas más agrarias.

La tecnología impacta directamente sobre el valor añadido del trabajo que se desempeña. Este impacto crea un distanciamiento entre trabajos con más y menos valor añadido. Es decir, genera un incremento de la demanda de los trabajos cognitivos (aquellos que requieren toma de decisiones, interpretación de la información, razonamiento, etc.) y desplaza el trabajo repetitivo y no cognitivo.

¿Y en qué situación se encuentra el trabajo desarrollado por una empresa instaladora? Aquí es donde David H. Autor en su artículo las describe como los nuevos artesanos. Empresas que en un presente-futuro son lideradas por personas con una formación superior, pero, lo que es más importante, conscientes y muy ligados al conocimiento sobre cualquier avance tecnológico.

El trabajo desarrollado por las empresas instaladoras nunca podrá ser sustituido por la tecnología. Es un trabajo que requiere análisis y toma de decisiones en un medio en constante cambio como consecuencia de la evolución tecnológica. Por tanto, es una necesidad que las empresas instaladoras conozcan en detalle todas las soluciones que ofrece la tecnología en su especialidad, cómo implementarlas y cómo ofrecerlas a sus clientes. Si no es así, será cuestión de tiempo, y más bien poco, que los servicios ofrecidos por la misma queden obsoletos dado que la demanda evoluciona de la mano de la tecnología, nunca por detrás.

Probabilidad de que la informatización causará la pérdida de empleos en las próximas décadas, 2013 (1 = cierto)
Probabilidad de que la informatización causará la pérdida de empleos en las próximas décadas, 2013 (1 = cierto)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *