Coinfer, 50 años de espíritu cooperativo

Coinfer está celebrando a lo largo de 2016 su 50 aniversario con una serie de actos en los que quiere mostrar y compartir la historia de la organización y reforzar el espíritu cooperativo. En la pasada edición de Eurobrico celebraron un acto con los proveedores de la cooperativa a los que se les hizo entrega del libro “Coinfer, 50 años -1966-2016“ y en el que se les agradeció su contribución al desarrollo y mantenimiento de la entidad. Reconozco que muy pocas veces un distribuidor convoca a sus proveedores si no es para pedirles algo. En este caso, no solo no les pedían, sino que les daban las gracias y les hacían entrega de un libro que, eso sí, había sido patrocinado por ellos.

El acto me pareció entrañable y la gran mayoría de los proveedores presentes con los que hablé me confirmaron que Coinfer es un caso especial dentro de las organizaciones de distribución de ferretería.  En mi opinión, es la cooperativa que más hace honor a su forma societaria, la que es más fiel al espíritu cooperativo que estuvo en la base de su gestación.  Y tiene su mérito, si se piensa, que un número significativo de sus actuales socios provienen de Fecoma, Cofedeva y Uniferva, tres cooperativas desaparecidas por diferentes motivos en 1999, 2008 y 2012. Las incorporaciones se hicieron siempre de forma no traumática y, hoy, tanto Coinfer como los socios de las antiguas entidades reconocen y asumen su origen con naturalidad y sin cuentas pendientes.

He conocido y conozco a muchos de los que fueron y son gestores e impulsores de la cooperativa –presidentes, consejos rectores, socios relevantes- y me han parecido en general personas sensatas, prudentes, abiertas al diálogo y la negociación, responsables de los compromisos que asumían y poco dadas al politiqueo, el pelotazo o la puñalada trapera.

He criticado, a veces con dureza, al cooperativismo ferretero. Me parece difícil la gestión de una cooperativa en tiempos como los actuales en los que las decisiones deben tomarse rápidamente y actuar con contundencia. Pero si es posible mantener un modelo que tenga razón de ser, me quedo con Coinfer, porque sigue manteniendo y promoviendo el espíritu cooperativo original, el que defiende que la unión hace la fuerza y que ninguno de los socios, por muy poderosos que sean, está por encima de la cooperativa, de sus principios y valores.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

One thought on “Coinfer, 50 años de espíritu cooperativo

  1. Buenas tardes, Juan Manuel:
    Como sabes, desde hace quince años, estoy, prácticamente, desconectado del sector, salvo gracias a la lectura de los comentarios que publicáis periódicamente y que tienes la amabilidad de enviarme.
    Me parece muy oportuno tu blog relacionado con Coinfer. Me alegro mucho de que, después de tantos años en los que la situación, en general – y especialmente en lo que se refiere a las cooperativas -, ha sido tan convulsa, Coinfer mantenga vivo el espíritu con el que se inició este movimiento. Por lo que sé, el equipo directivo sigue siendo el mismo de hace tiempo y eso demuestra que, a pesar de los pesares, la forma de gestionar puede ir cambiando pero adaptada a las nuevas necesidades y defendiendo los principios originales, perfectamente compatibles con aquellos conceptos de la “nueva distribución” que algunos quisieron defender e implantar como únicos.
    Felicito al Presidente, Sr. Javier Calabuig, (persona a la que he tenido ocasión de conocer desde hace un tiempo), así como a su Junta Directiva. Les deseos los mejores éxitos.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *