CategoríaEstrategia

Cómprame a mí, que soy tan bueno que no se me ha quemado la fábrica

Vender productos o servicios es la razón de ser de las empresas. Hay que vender. El mercado es una guerra y el enemigo es todo aquel que vende lo mismo que tú y se pelea contigo por colocar un poquito más de su mercancía.

Lo he escrito de un modo duro para que quede claro que entiendo perfectamente que aquí estamos todos a lo que estamos. Que el amor al arte está muy bien, pero que la cruda verdad es que nos pagan por ganar cuota de mercado décima a décima.

Dicho lo cual, reproduzco a continuación la imagen de un correo electrónico real que se ha publicado en LinkedIn. Lo envió una empresa a los clientes de Gourmet SA (marcas La Cuina y Picken) después de que ésta última sufriera hace unas semanas el incendio de sus instalaciones:

f00478b3-1364-4cd1-8ac6-a5450ee29013-original - copia

Respeto cualquier opción legal de venta y desde luego yo no soy quien para decidir la estrategia comercial de una empresa que no es la mía. Sin embargo, pensaba que estas cosas ya no pasaban.

Este mismo correo, sin aludir al incendio, no dejaría de ser una oferta de servicios (agresiva por el momento elegido) dirigida a empresas que pueden tener problemas de suministro a corto plazo.

Lo que marca la diferencia es ‘recordar’ antes de nada la desgracia sufrida por Gourmet. Y digo desgracia porque ni siquiera el incendio fue suyo, les afectó por contagio de sus vecinos de polígono.

Hubo empresas (de la competencia) que se dirigieron a Gourmet ofreciendo su ayuda en todas las formas posibles para que no dejase desatendidos a sus clientes. Frente a eso, la estrategia de aprovechar la ocasión, siendo lícita, como mínimo no es elegante.

No sé… me sigue llamando la atención que en este tiempo en el que se habla tanto de Responsabilidad Social Corporativa siga empleándose el ‘Todo vale’ en su máxima expresión.

Pero claro, como también se esgrime que lo que mejor funciona es apelar a la parte emocional del cliente… qué hay más emocional que decirle a un responsable de compras:

Te vas a quedar sin producto porque tu proveedor se ha quemado. Cómprame a mí, que soy tan bueno que no se me ha quemado la fábrica.

Debe ser eso.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Responsabilidad Social en el sector cárnico: Más allá del ROI

Gestionar un negocio tiene una repercusión en la sociedad, y por eso la Responsabilidad Social Corporativa es un concepto que ha llegado al mundo empresarial para quedarse. Muy frecuente en otros sectores, quizá se desconoce un tanto dentro de la Industria Cárnica, pese a que hay marcas como ElPozo o Campofrío, por citar dos de las más significativas, que trabajan muy bien un área cada vez más demandada (y recompensada) por la sociedad.

Aunque éste no es el lugar para enumerar las múltiples ventajas que puede aportar a una compañía integrar en su Cultura Empresarial la RSC, sí voy a resaltar que no es lo mismo hablar de ella o decir que se le concede una gran importancia (vamos, lo que hacen la mayoría de empresas) que practicarla (lo que hacen las menos).

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

La Técnica del Escondite como estrategia empresarial

Una de dos. O en el sector cárnico andamos mal en materia de refranes o hay empresas que no tienen ganas de vender más.

Me explicaré mejor: Confundimos aquello de “juicios tengas y los ganes”, que se dedica a los enemigos, con “que hablen de ti aunque sea mal” que se destina a los amigos.

Viene esto a cuento de la sección que estamos desarrollando en la revista desde hace unos meses llamada ‘Nuevos Negocios’. En ella tratamos de mostrar modelos de empresa novedosos o marcas que están demostrando que incluso en sectores maduros siempre se puede innovar y pasar a ser un ejemplo de cómo hacer las cosas.

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

En estos momentos, en algún lugar alguien te está robando con un pedazo de bacon

Un pedazo de carne, concretamente de Bacon, tiene más de 4.700 seguidores en Facebook.

No es una errata ni un chiste. Simplemente, hay una página de Facebook que se llama ‘The Same Photo Of A Piece Of Bacon Everyday’ cuyo protagonista es precisamente ese, la misma foto de un trozo de bacon publicada día tras día.

Su único contenido. Cada día. El mismo trozo de bacon.

Y todos los días obtiene decenas de nuevos ‘me gusta’. Gente anónima que entra en la página para darle al botoncito y gritarle al mundo (léase compartir en su muro) que les gusta una foto de un pedazo de bacon que ya se publicó ayer, y anteayer, y antes de anteayer…

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail