Cómprame a mí, que soy tan bueno que no se me ha quemado la fábrica

Vender productos o servicios es la razón de ser de las empresas. Hay que vender. El mercado es una guerra y el enemigo es todo aquel que vende lo mismo que tú y se pelea contigo por colocar un poquito más de su mercancía.

Lo he escrito de un modo duro para que quede claro que entiendo perfectamente que aquí estamos todos a lo que estamos. Que el amor al arte está muy bien, pero que la cruda verdad es que nos pagan por ganar cuota de mercado décima a décima.

Dicho lo cual, reproduzco a continuación la imagen de un correo electrónico real que se ha publicado en LinkedIn. Lo envió una empresa a los clientes de Gourmet SA (marcas La Cuina y Picken) después de que ésta última sufriera hace unas semanas el incendio de sus instalaciones:

f00478b3-1364-4cd1-8ac6-a5450ee29013-original - copia

Respeto cualquier opción legal de venta y desde luego yo no soy quien para decidir la estrategia comercial de una empresa que no es la mía. Sin embargo, pensaba que estas cosas ya no pasaban.

Este mismo correo, sin aludir al incendio, no dejaría de ser una oferta de servicios (agresiva por el momento elegido) dirigida a empresas que pueden tener problemas de suministro a corto plazo.

Lo que marca la diferencia es ‘recordar’ antes de nada la desgracia sufrida por Gourmet. Y digo desgracia porque ni siquiera el incendio fue suyo, les afectó por contagio de sus vecinos de polígono.

Hubo empresas (de la competencia) que se dirigieron a Gourmet ofreciendo su ayuda en todas las formas posibles para que no dejase desatendidos a sus clientes. Frente a eso, la estrategia de aprovechar la ocasión, siendo lícita, como mínimo no es elegante.

No sé… me sigue llamando la atención que en este tiempo en el que se habla tanto de Responsabilidad Social Corporativa siga empleándose el ‘Todo vale’ en su máxima expresión.

Pero claro, como también se esgrime que lo que mejor funciona es apelar a la parte emocional del cliente… qué hay más emocional que decirle a un responsable de compras:

Te vas a quedar sin producto porque tu proveedor se ha quemado. Cómprame a mí, que soy tan bueno que no se me ha quemado la fábrica.

Debe ser eso.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *