Asfalto con mierda de cerdo (y otros 14 modos de citar este pringoso producto)

En Mad Max 3 (la de toda la vida, con Mel Gibson, no la reciente con Tom Hardy), aprendimos que en un futuro apocalíptico los excrementos de cerdo eran una fuente de energía capaz de hacer funcionar una ciudad gracias al metano. Pero lo que no podía imaginar ‘el guerrero de la carretera’ es que el asfalto que constituía su reino podría fabricarse con esa misma mierda (de porcino). Y no es broma.

Scientific American ha publicado un artículo con los resultados de un proyecto, dirigido por la doctora Elham Fini y centrado en la caca de cerdo, que demuestra que de dichas deyecciones, tras un proceso de licuefacción termoquímica de deshechos (para los legos en la materia, aplicar a las evacuaciones calor y presión y eliminar oxígeno) se obtienen aceites similares molecularmente a los del petróleo.

En concreto, un producto que han denominado PiGrid.

Una vez obtenido de las heces y dadas sus propiedades, trabajaron sus posibilidades como adhesivo, así como complemento de otros materiales que requieren un cierto grado de agarre. Y llegaron al asfalto, donde observaron que esta esencia de cagadas permitía ligar todos sus componentes con excelentes resultados, y un coste muy inferior al actual con aceites derivados del petróleo.

Sus pruebas con el emanado de deposiciones, tanto con temperaturas frías como calientes, fueron tan buenas que se presentaron al concurso de Negocios de Energía Limpia del departamento de Energía de los Estados Unidos (que busca nuevos materiales renovables) y los extractos de zurullo se llevaron el premio de la votación popular.

A partir de ahí, el departamento de Transporte de Estados Unidos ya ha realizado pruebas y una empresa, NuVention, ha comenzado a comercializar estos derivados de boñiga.

De aquí podemos extraer dos ideas:

  1. Hasta ahora hemos usado mal la expresión ‘del cerdo se aprovecha todo’… porque no incluíamos ese uso de sus defecaciones.
  2. Al igual que sucedió con los rancheros texanos que tuvieron que aprenderlo todo del petróleo (e incluso dieron lugar a series de tv como ‘Dallas’), quizá ahora los porqueros tengan que instruirse en excreciones.

Amigo productor porcino, toda la vida pensando que trabajabas sobre estiércol pisando mojones y resulta que vives en una albufera de petróleo moderno. Así que quizá deberías ir averiguando cuántos detritos producen tus animales…

Y para los que sigan pensando que esto no es serio, y que sólo buscaba realizar un alarde linguístico entorno a… (bueno, ya ha quedado claro en torno a qué) aquí dejo otro vídeo sobre el tema:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *