Cambio digital, sí o sí

Bienvenidos a este nuevo espacio que hoy inauguramos. Mi nombre es Javier Esteban y, a modo de introducción, diré que llevo 20 años dedicado en cuerpo y alma al ‘mundo de lo digital’; en cuerpo, porque es a lo que me he dedicado profesionalmente y en alma, porque he tenido la suerte de sentir verdadera pasión por el trabajo que he venido desarrollando, en uno de los sectores que primero sufrieron los embates del cambio tecnológico.

Transformar/adaptar/cambiar nuestra empresa no es una opción y no lo es, porque vivimos en una sociedad que ya es plenamente digital,  pero sí tenemos la opción de elegir cómo abordar este proceso y de eso hablaremos en este espacio, de diferentes formas de abordar la Transformación Digital y de su impacto en los negocios, de aquellos que han sabido adaptarse y de los que no han sabido, de los que han desaparecido y de los que aparecen cada día, pero, sobre todo, trataremos de aprovechar los aprendizajes de unos y otros para aplicarlos a nuestras compañías.

Los cambios provocados por la tecnología han ido acelerándose en los últimos años, cogiendo tracción a medida que las capacidades tecnológicas crecían de forma exponencial y eran puestas a disposición de la sociedad y, si al principio de esta revolución lo normal era que la tecnología disponible tuviese un alto precio y solo estuviese al alcance de las empresas, ahora, nueva tecnología se pone a disposición de los consumidores de forma continúa y nos encontramos con empresas en las que los empleados tienen mayor capacidad tecnológica en sus hogares, que en sus puestos de trabajo.

Podemos intentar mirar para otro lado, pero esta incorporación masiva de tecnología a todos los ámbitos de nuestra vida hace utópico pensar que antes o después no afectará a nuestra empresa, a nuestra cadena de valor y a nuestra industria.

Y es a la forma en la que las empresas se enfrentan a este impacto provocado por los cambios tecnológicos a lo que denominamos transformación digital.

El momento actual nos obliga a repensar todo tipo de procesos: atención al cliente, marketing, formación, ventas,  recursos humanos y ocurre en cualquier tipo de organización, en cualquier área funcional y en cualquier sector de actividad.

Así que la transformación digital no va tanto de tecnología como de personas, de personas capaces  de repensar lo que se lleva años haciendo de una determinada manera, va de cuestionarse las cosas y no quedarse mirando desde detrás del mostrador o el escritorio.

Les aseguro que alguien en algún lugar, con una visión nueva, está repensando su modelo de negocio y lo que ayer pudo ser una oportunidad, hoy se convierte en una necesidad para seguir existiendo.

Usted elige: cambiar o morir.

Espero verles por aquí.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *