¿Y Europea?

Tampoco; la certificación europea tampoco sirve. Imposible no caer subyugado ante la pregunta más hilarante de la última legislatura española, ante el mojón más acrisolado de nuestro ínclito presidente. Por el que, sin duda, Mariano Rajoy pasará a la posteridad. No se pierdan el meme con Homer Simpson en el papel de un Rajoy displicente y sobrado con los parpados entornados y mirándose con descuido las uñas. Impagable. Pero no voy a hablar de la Europa de las nacionalidades si no de la Europa de las certificaciones. De esas siglas que hasta hace poco eran esenciales para acreditar las virtudes de cualquier producto y que de forma paulatina han pasado a un segundo o tercer plano. Me refiero a SGS, APPLUS+, VERITAS BUREAU, TüV Rheinland, etc… y a otros avales de prestigio que se emiten en la Comunidad Europea y allende los mares.

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Turismo de ferreterías

Desde el final de la II Guerra Mundial hasta comienzos de los 90, que se sepa, Estados Unidos realizó más de 1.000 pruebas nucleares en su vasto territorio; anteriormente, como es bien sabido, había preferido hacerlas con los japoneses como cobayas para poner punto y final a la contienda en el lejano oriente. Alaska, las Islas Marshall o los estados de Nevada y Nuevo México, fueron algunos de los emplazamientos elegidos para probar la capacidad de destrucción de las armas atómicas.

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

¿Por qué les sigues vendiendo?

Con esta pregunta intenté poner punto final a una conversación lacrimógena en la que un proveedor, en esta ocasión valenciano, se quejaba del trato que le infligía sin compasión una central de compras nacional de nuestro querido sector tradicional desde hace años. Este es un post defensivo, casi una súplica, un ruego para que no me den más la turra con un asunto menor si tenemos en cuenta que el que abastece al mercado es el que tiene la sartén por el mango.

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

La Res Publica sigue aniquilando Pymes

El sector público –el estado, las CCAA, los ayuntamientos y todos los entes que cuelgan de ellos- son responsables directos e indirectos del exterminio de Pymes. Lo contamos a principios de julio en nuestro newsletter dirigido al sector eléctrico y quiero volver a tocar el tema, como inicio del último cuatrimestre, por su importancia en un sector como el nuestro dominado por las pequeñas y medianas empresas.

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Las reglas del comercio y la Ley del Talión

En idioma acadio y sobre piedra cinceló el rey babilonio Hammurabi uno de los primeros códigos de leyes de la historia. Hace de ello casi cuatro milenios y ya dedicaba un apartado a la regulación de las relaciones comerciales. Éstas siguen manga por hombro a fecha de hoy; la globalización, la naturaleza predadora del capitalismo imperante y la falta de acuerdos planetarios para la moderación de estas transacciones no augura mejora a corto plazo. El pasado 17 de junio en Bruselas se presentó una Coalición Contra el Comercio Ilícito –en inglés CAIT– para luchar contra las falsificaciones y el contrabando a nivel internacional. Parece ser que semejantes prácticas le cuestan 1 billón de dólares a la economía del planeta y también 1 millón de puestos de trabajo. Además “los productos no seguros ni homologados” –en nuestro sector sabemos mucho de esto- “ponen en riesgo a los consumidores de todo el mundo y privan a los gobiernos de forma sistemática de percibir cientos de miles de millones en forma de ingresos tributarios”. No somos de las industrias más afectadas ya que son los productos con un mayor valor añadido los más propicios para la copia y falsificación, pero siempre me acuerdo de las ganas que le pone la empresa alicantina Rolser cuando se trata de denunciar el género no homologado y proteger sus diferentes gamas.

La iniciativa de la Coalición es loable pero sesgada y parcial. Sólo una política que abarque todos las caras del poliedro podría acercar un comercio mejor y más justo. Desde la extracción de las materias primas a la producción, desde el traslado de las mercancías a los aspectos recaudatorios; sin olvidar la reutilización y reciclaje de los productos. Basta con recordar en alto algunas frases y con enunciar varias preguntas para darnos cuenta de la magnitud del rompecabezas. Verán cómo conseguimos ir bajando desde el ámbito planetario al local. ¿Qué pasa con las empresas que siguen utilizando en la producción mano de obra infantil o cuasi esclava? ¿Y con los irregulares acuerdos arancelarios entre países? ¿No deberían tributar todas las empresas dónde facturan? ¿No deberían dejar de ser nuestros  estados –tan paternalistas en cuestión de seguridad vial- los primeros y principales morosos? ¿Por qué los distribuidores franceses y alemanes pagan con tanto retraso en España si en su países su comportamiento es ejemplar? ¿Para qué tanta legislación sin inspección? ¿Por qué hay enseñas que han tenido que plegar velas en el sur de España ante la imposibilidad de trabajar con dinero transparente?¿Por qué los bolsillos de muchos empresarios siguen estando repletos de fajos de dinero negro?

Para acabar ¿De verdad quieren las élites extractivas un comercio más justo?

Según escribo este post me llega la noticia de que han desarticulado una trama que ha blanqueado en España 250 millones de euros a través de bazares chinos y que la aduana de Valencia está involucrada. Esa aduana que baja la barrera a muchos contenedores legales cuando no cuenta con amigos untados entre los funcionarios; era vox populi.

Hammurabi y su código tiraban muchas veces de la Ley del Talión –la del ojo por ojo y diente por diente-. Quizá en estos asuntos comerciales, menos cruentos, podíamos volver a ponerla en práctica.

Si se atreven a desafiar la canícula madrileña pueden acercarse al restaurante Paulino de Quevedo; un decorado rural en el centro de la ciudad. Estupenda cocina y muy buena relación calidad/precio. Volvemos en septiembre; feliz verano.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Soy de la Mutua… ¿cómo contrariar a un cliente satisfecho?

Yo era un cliente contento. Durmiente pero satisfecho. Les contaré cómo han conseguido que dejara de serlo. Tengo un coche asegurado en La Mutua desde hace varios años y, como la gran mayoría de los asegurados, no he utilizado el servicio de la compañía. No he tenido que recurrir al servicio de asistencia en viaje, ni a la gestión de multas, ni he dado ningún parte por aquello de no trastocar demasiado los enrevesados horarios familiares. Como el vehículo lo conduce, casi siempre, mi querida esposa con pronunciados tacones y tiene una relación muy estrecha con las columnas del garaje, el coche tiene más cicatrices en la chapa que Ribery en la cara. El precio de la póliza me parecía ajustado y cuando incluí al chaval, con el carné recién sacado, no se modificó demasiado. Todo cambió el 24 de junio cuando, POR SER DE LA MUTUA, me llegó una carta rimbombante en la que me anunciaban un descuento del 30% en todos los trenes de larga distancia y me daban dos códigos para utilizar a lo largo del año. ¡Joder qué bien! Cuatro viajes con descuento que llegan justo cuando uno está pensando en irse a la playa. El globo de la quimera comenzó a deshincharse cuando leí en la letra pequeña que el primer código correspondía al primer semestre y debía viajar antes del 30 de junio. No puede ser.. tiene que haber un error.

Tiro de teléfono y en la primera llamada –por cierto un 902 para compartir los gastos de la comunicación- una chica simpática me dice que no me preocupe y que intente introducir el código para obtener el descuento. “Si no funciona le adjudico otro”, me dice. Web de Renfe y, por supuesto, los numeritos no funcionan. Segunda llamada y, esta vez, me toca un operador menos simpático. Como sabrán por experiencia en todos estos call center es imposible volver a hablar con la misma persona. Estoy seguro que cuando entran a trabajar cada día su nombre y apellidos entran en un sistema que, de forma aleatoria, les asigna una nueva identidad. Para el nuevo interlocutor el problema es mío por no haber entrado en la web de la compañía más a menudo ya que el acuerdo con Renfe es de mediados de abril y yo debía estar enterado. Como hace mucho calor, veo que me quedo sin descuento, el tipo es displicente y utiliza la táctica de no dejarme hablar para colar sus infames argumentos, la conversación va subiendo de tono y acaba colgándome. Sólo me comporté como un contertulio más e intenté defender mis ideas gritando.

La tercera llamada, la factura sigue subiendo, la hago para poner una reclamación al individuo que me ha colgado. Me toca el más amable e informado. Me dice lo que supongo desde el principio; que efectivamente he perdido el primer código por una demora en el servicio de correo, que de todas maneras la promoción no funciona ni julio, ni agosto ni septiembre, que me enviarán el segundo código para el último cuatrimestre y, que como es un acuerdo que esperan duradero, el año que viene todo irá mejor. Pongo la reclamación y descanso.

Aquilaten bien las promociones y las estrategias de fidelización cuando vayan a utilizarlos con sus clientes si no quieren que el caramelo se vuelva envenenado. Es como los porteros de fútbol que se meten las pelotas que no van entre los tres palos.

Estuvimos en la inauguración del Bauhaus de Zaragoza –espectacular tienda- y comimos en Gayarre. Un clásico renovado.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

//LAUS2015 [CLICKFER] CANDIDATOS//

El 2 de julio se entregan en Barcelona los Premios Laus del 2015; estos galardones, de carácter anual, eligen desde hace más de medio siglo los mejores trabajos de todo el país en los ámbitos del diseño gráfico y la comunicación visual. Y esa noche, en el apartado de Entidades y Empresas, hay un protagonista de nuestro sector, un nominado. Se trata del Brand Book de Clickfer, el concepto de tienda que está desarrollando Unifersa. Sólo hay que tener un ejemplar de este trabajo en la mano para advertir que es distinto a lo que acostumbramos. Diferente por el formato, gigante, por la calidad de la fotografía en blanco y negro, por el estilismo y la combinación retro de colores, por el grafismo, por la forma de contar el mensaje, por el estilo y el cuerpo utilizado para los textos. Nada que ver con el canal tradicional, pero tampoco con el moderno y, también, muy por encima de la mayoría de los catálogos y folletos de fabricantes del sector, multinacionales incluidas. En el proyecto colaboraron con la agencia Tony Le Brand de A Coruña y de la mano van a participar en unos premios a los que se presentan más de un millar de trabajos y en los que tendrán, como adversarios, a piezas de Canal +, Freixenet o Nestlé, entre otras.

Como en diferentes momentos he tildado nuestra industria de antigua, triste, desmejorada y escasamente comprometida en lo tocante a innovación y diseño quiero aupar este libro de marca, no merece otro nombre, como referencia y animar a que se extiendan iniciativas de este calibre. Y ya puestos… recordar a nuestros anunciantes que los anuncios y los banners deben renovarse con asiduidad para que no pasen desapercibidos delante de las retinas de los lectores; que no por aprovechar en exceso el espacio contratado se consigue un mejor retorno de la inversión de publicidad; que los mensajes cuanto más rompedores y simples más oportunidades tendrán de fijarse en el cerebelo de sus distribuidores y clientes. Unifersa es una sociedad limitada que nació en 2006 como un grupo de compras dinámico que mejorara la agilidad y optimizara las disfunciones de las cooperativas tradicionales. Con la vista puesta en la parte más industrial de la ferretería y el suministro avanza sin alianzas y con paso firme; su Brand Book es el espejo el que quieren mirarse a medio plazo. Aunque el día 2 no sean los primeros, nuestro sector ya ha ganado con su atrevimiento y su buen hacer profesional.

Recomendación gastronómica en Madrid. Restaurante La Mamá, lo único desafortunado del sitio es el nombre. Cuestión de gustos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

7 días de ruido sin furia

Entre el 22 de mayo que se entregó el VII Premio Txema Elorza y el 29  que cerró las puertas Ferroforma, me he encontrado con decenas de actores de este sector, los más activos, y quiero que sus frases sin bruñir, a quemarropa, sean las protagonistas de este post.  Frases sin nombre; de todos y de ninguno que espero que pongan luz sobre lo que se escapa; sin ira, sin furia. De los datos y de las opiniones se han ocupado mis compañeros de forma certera. Sólo me queda la tercera vía.

 Escuchado sobre el Premio y la Fundación

“Esta ceremonia se hace cada vez más larga y aburrida”

“El nivel de asistencia al acto marca el paso de todo el sector”

“La intervención de Del Bosque mucho peor que en Sevilla. Inconexa”

“José Carrasco ha sido el ganador más fugaz del premio”

“¿Dónde estaba José María Farrés?; ¿cómo puede faltar un finalista al premio por un tema profesional?”

“No sabía que la Fundación hacía tantas cosas por el sector”

“¡Que mal lo ha pasado Librado!”

“Pues José… ni te cuento”

“50 personas que habían confirmado no se presentan a los actos y la comida del sábado en El Escorial”

“Dinero tirado por la informalidad de la gente; con lo bien que vendría para otras iniciativas de la Fundación”

Escuchado sobre Ferroforma

“Si quitamos los pasillos, la feria se queda en poco más de un pabellón”

“A nosotros nos ha ido de cine; ojalá hubiera Ferroforma todas las semanas”

“¿Qué es lo del B2B?”

“Entre la gente que he visto en el stand y las reuniones con distribuidores internacionales considero que la feria ha sido un éxito”

“¡Qué buenas están las tías de Celesa!”

“Para que vengan los ferreteros las ferias tienen que ser en fin de semana”

“El martes y el viernes la feria ha fracasado por la escasez de visitantes y, el miércoles y el jueves, por la falta de expositores”

“El pulpo, como siempre, excepcional”

“¿Qué horario europeo ni fomentar el turismo? Horario de funcionarios”

“He puesto en el estado de whatsapp <Deseando que Fernando Bautista se jubile del todo>”

“Al ferretero cada vez le cuesta más moverse y no tiene que ver con el cierre o no de su negocio”

“Pasaron los tiempos de venir con stands apabullantes; prefiero estar en un espacio más pequeño y trabajar a fondo el previo a la feria”

“La utilización de la mujer como objeto perjudica la percepción de la marca que la emplea”

“¿A quién se le ocurre poner durante Ferroforma la Jornada de la ADFB?”

“¿A la propia ADFB, a Eurobrico, a L&M?”

“¿Quién le da la puñalada trapera al BEC?”

“Yo me la he perdido; no tengo el don de la ubicuidad”

“¡La que está armando Cladellas en Barcelona!”

“En el BEC nada cambia; ni los precios absurdos por servicios como el wifi ni la falta de simpatía del personal”

“¿Que hace la bandera del Ahtletic en la torre si la feria la pagamos todos los vascos?”

“Desde luego en Montjuich a nosotros no se nos ocurre”

“Las marcas han aprovechado la crisis para atornillar las comisiones de los comerciales”

Le dedico el post a Alejandro Roda de Eurobrico y a Nacho Vega de Micel que fueron divertidos compañeros de mesa durante la celebración del Premio Txema Elorza, pero me atizaron de lo lindo por haber bajado el listón de la crítica en este espacio. Vamos a ser todos un poco más valientes.

Para redondear la báscula paramos de vuelta de Ferroforma en Lerma en la Fonda Caracoles; ¡viva la morcilla y el lechazo!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

VII Premio Txema Elorza, la cena del sector

El 13 de mayo de 2005 Txema Elorza fallece después de un accidente de coche en el término municipal de Alsasua. En el momento del deceso representaba casas como Aghasa Turis, Arfe, Fischer Ibérica, STS, Virutex, Manufacturas Calvo o Industrias Lotu. Pocos días después de su funeral la familia convoca un acto de homenaje al que acuden más de 300 personas. Este encuentro se convierte en el embrión de una fundación que lleva su nombre y en una entrega de premios que, 10 años después, se ha convertido en el acto social con más peso de nuestra industria. Los objetivos de la fundación son mejorar las condiciones y la calidad en el trabajo de todos aquellos relacionados con el sector de ferretería y bricolaje, prestar ayuda a las familias necesitadas y contribuir al desarrollo mediante la financiación de ayudas en especie en proyectos cercanos a este segmento económico en todo el mundo. Sobre la marcha me acuerdo de la ayuda prestada después del terremoto de Lorca, del apoyo al proyecto Apadrina una Neurona que ayuda a mejorar la calidad de vida de Álex y de alguna visita de la familia Pajares –Industrial Zapatera- a Perú para llevar material a las zonas más remotas y desfavorecidas del país andino. No quiero olvidar que el Libro Blanco y sus dos anexos publicados son las únicas cifras sensatas que existen para conocer nuestro sector.

Al sostenimiento económico de las actividades de la institución han contribuido todos los que han ejercido el mecenazgo, el patrocinio o son amigos de la Fundación. Por su peso quiero mencionar en este post a los mecenas por orden alfabético: AECOC, BricoKing, Cecofersa, Ega Master, Estanterías Simón, Fergrup, Ferroforma, Familias Txema Elorza y Kruzeta, Geze, Grupo Desa, Karcher, Librado Loriente, NCC, Panter, Rombull Ronets y Spax. Gracias a ellos, a la vasta lista de patrocinadores, a los miembros del Patronato y a otras muchas colaboraciones desinteresadas la Fundación Txema Elorza es lo que es.

Como hasta las mejores iniciativas despiertan recelos y desconfianza, quiero contar que cuando uno viaja por España y sale a la palestra la Fundación uno se encuentra, también, con desconocimiento, críticas soterradas vinculadas al afán de protagonismo de algunos y hasta dudas sobre las decisiones tomadas sobre candidatos, finalistas y ganadores. Vierto sobre este post lo que suelo decir en persona; ninguna institución creada por el hombre está libre de las características que conforman lo mejor y lo peor de nuestro comportamiento. Tampoco esta Fundación; sólo hay que recordar al ya menos honorable Jordi Pujol que ejerció de Presidente de Honor varios años. El balance sigue siendo inmensamente positivo. Si la Fundación Txema Elorza no existiera habría que crearla.

Mañana viernes tendremos un nuevo premiado pero lo más importante es que alrededor de 270 personas de todos los rincones de España vinculadas a la ferretería y el bricolaje se reunirán para que todo esto siga siendo posible.

Antes de salir para Ferroforma una recomendación gastronómica en Madrid: ambiente idílico y buenos currys en Thai Gardens.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Semillas estériles para los pequeños jardineros

En un blog del pasado marzo abordé las nefastas consecuencias de importar producto chino cuando metales cancerígenos como el Cromo Hexavalente andan de por medio. Pocos días después de su publicación en una entrevista en Barcelona Elisabet Fitó me alertaba del daño que hacía al mercado la venta de semillas low cost en productos dirigidos a los consumidores más precoces: los niños. La empresa Semillas Fitó, multinacional española fundada en 1880 y que exporta a más de 70 países, ha puesto en marcha recientemente una nueva línea de negocio denominada Hobby; bajo la marca Sembra comercializa kits para crear huertos urbanos y una de sus apuestas más firmes ha ido dirigida a involucrar a la familia con los más pequeños en esta actividad. Su iniciativa Mi Primer Huerto Urbano se ha extendido de forma profusa pero entre competidores que utilizan semillas baratas y de una calidad ínfima que ponen en serio riesgo el resultado.

No hay nada más mágico para un niño que plantar una semilla y ver alumbrar su fruto unas semanas más tarde. Imposible soñar mejor recompensa. Pero nada tan desilusionante como esta experiencia abortada. Que del sustrato no salga nada. Se imaginan la cara de cualquiera de los padres, la de ese tío con su sobrino o la de la abuela con su nieta intentando explicar el porqué de esta existencia fallida. Fiasco monumental y consumidores con toda la vida por delante arrojados en las fauces de ocios menos placenteros y más alejados de nuestro negocio.

La venta a precios imposibles de semillas irregulares da lugar a jardineros frustrados. Me pregunto si este país tan poco afectuoso con el bricolaje es consecuencia más de la venta de malos productos que de la afición a las cañas y al sol de mediodía. ¡Cuánto bricolajero frustrado!

Apuesten por las empresas serias que tienen en el I+D+i su verdadero capital y en las marcas que abonan su futuro con el trabajo del presente. Para que se hagan una idea todos y cada uno de los campos de Primera División en España cuentan con el césped de Semillas Fitó.

De vuelta de la feria de abril me traigo un referente gastronómico en Sevilla. Barajas 20 tapas. Hasta bailé. ¡Joder con la manzanilla!. Espero que no haya quedado grabado.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail