Autorjavier

La decepcionante revolución digital

Aunque no es El Mundo periódico de mi devoción he leído por recomendación de un amigo, durante el período vacacional que nos lleva de un año al siguiente, un artículo sobre economía que, sin duda, merece altavoz.

El autor es el periodista italiano Nicola Nosengo y tira como lectura seminal del libro del prestigioso economista estadounidense Robert Gordon “The Rise & Fall of American Growth”. Lo que nos cuenta es que los fulgurantes cambios que estamos viviendo, los continuos avances tecnológicos de los últimos años, no están redundando en un aumento apreciable de la productividad. Apenas tienen incidencia en los PIB’s de las naciones y los ritmos de crecimiento anuales son mucho más contenidos de lo anunciado.

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

España va bien

Me toca el último post del año, llego con la lengua fuera y sin saber con qué darles la turra. Me sonroja regodearme con las sobadas felicitaciones y brindis con que se nos escupe desde casi todas las trincheras. Aunque nos vendan la armonía universal el único objetivo de todos es alentar el consumo e incrementar las ventas. ¿No les parece que nos toman el pelo? ¿De dónde ha salido el dinero para petar las carreteras, colapsar las reservas de los restaurantes y multiplicar por doquier la inversión en amigos invisibles? ¿De verdad podemos consumir más alegremente que hace tres años? Siento no contribuir al espíritu navideño.

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Que alguien me lo explique

Son ya muchas las veces que me lo han dicho y, esta vez, voy a darle altavoz por si sirve para que le demos una vuelta a esas prácticas tan incomprensibles como perniciosas para el sector. Pero, sobre todo, para que reflexionen los que se sientan reflejados, los que se den por aludidos. El desleal comportamiento me ha llegado de casi todas las cooperativas y desde cualquier nivel de responsabilidad. Lo hace el socio de infantería, el que participa en el consejo rector e, incluso, algún presidente de estas entidades. Hablo de comprar para su propio negocio al margen de la cooperativa, sin hacer partícipe a la misma de la transacción; y me cuesta ponerme en el pellejo de quien lo hace.

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Bricoking. This is the end

No he encontrado palabras más cercanas que las que dan título a una gloriosa canción de The Doors para acompañar este post dedicado a Bricoking. Fueron las primeras que me vinieron a la cabeza cuando me enteré, la semana pasada, de la entrada en Concurso de Acreedores de la firma gallega de distribución. Me apena que una enseña nacional que nació vigorosa hace veinte años no haya sido capaz de consolidarse y plantear, si no batalla, al menos algunas escaramuzas a los gigantes franceses y alemanes de la distribución.

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Novedades al escaparate

Me lo contaba con cierta tristeza Carmen Álvarez de Svelt en mitad de una tumultuosa Matelec. “A los suministros y ferreterías más tradicionales les cuesta mucho exponer las novedades de producto”. Por mucho que los fabricantes innoven y mejoren los productos si éstos no se muestran, no se venden. Si el cliente final no los ve, no los toca y no se explican sus virtudes en el punto de venta, la lógica rotación hacia artículos más eficaces y seguros se ve interrumpida y el futuro condicionado. A Carmen, que le gusta fajarse y mostrar las ventajas de sus escaleras, estos eventos feriales le sirven para caer en la cuenta de que, en numerosas ocasiones, la distribución es más un obstáculo que un aliado. Hay que ir arrinconando esos malos hábitos que llegaron con la crisis de almacenar lo mínimo y sólo de aquellas gamas que tienen un histórico de ventas. La innovación debe tener su espacio en la tienda. Cuando Carmen se encuentra con el entusiasmo de esos compradores finales se acuerda de todas las oportunidades perdidas de venta.

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Multado por Europcar

Quiero dedicar este post a difundir una información que considero un servicio público. No es nuestro sector ajeno a los viajes en coche y, por tanto, el alquiler de vehículos sin conductor, es una práctica más que extendida. Muchos ya lo sabrán pero, al resto, prefiero ponerles sobre aviso. Me ocurrió con la compañía Europcar en un viaje a Zaragoza del pasado junio.

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Ignacio Sánchez no torea en plazas de tercera

Con la tauromaquia en manifiesto retroceso, casi debiera de decir que aculada en tablas, debo decir que lo que más extrañaría de la desaparición del toreo sería contemplar al totémico animal paseando por la dehesa y la multitud de expresiones redondas y símiles que han acabado completando al mejor idioma castellano. Una de ellas me sirve para titular un post, el número 100 por cierto, en el que voy a narrar la actuación de Ignacio Sánchez, número 1 de L&M en España, al acercarse al espacio de conferencias en la pasada feria de Eurobrico.  No he tenido que contrastar fuentes porque de fuente ejerzo yo. En primera persona. Nuestro stand estaba pegado al escenario y no perdí ripio.

Leer más

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

No hay polvo sin paranoia

El último acto había sido echar el cierre y, desde la cafetería de enfrente, la que le había visto desayunar en los últimos 40 años, intentó recordar cuándo se había torcido el negocio. De la memoria más próxima sólo le llegaba esa recurrente obsesión de que todos le robaban; todavía resonaban en su cerebro las palabras de su mujer: “Pero… ¿cómo te va a robar Manolo si lleva contigo toda la vida?” Le vio salir por la puerta para siempre después de dejar el guardapolvo sobre el mostrador. Después le tocó al chaval que le ayudaba en el almacén y, por último, a la señora de la limpieza. “Mejor el polvo que la pérdida desconocida”, debió pensar. Ya sólo quedaba él y para asegurarse de que, mientras estaba en el mostrador, nadie robaba por los pasillos, compró unas cámaras de seguridad que escrutaba sin pestañear después de que sonara la puerta de entrada…  Las últimas ventas las perdió cuando no le daba tiempo a llegar desde los monitores de televisión a la zona de venta. Los últimos billetes de la caja se los llevó el representante de la empresa de seguridad. Pagó el café con leche y meditabundo se dirigió a una casa, ahora, vacía. Su mujer le abandonó después de que le quitara la cartilla del banco.

Dedicado a todos aquellos tenderos/ferreteros que dejaron de atender a los representantes, que prefirieron no enterarse de las novedades de producto que llegaban al mercado, que dejaron que el polvo se adueñara de las estanterías, a aquellos que nunca hicieron un inventario decente y creyeron que las cosas irían bien mientras hubiera dinero en la caja, a los que creen que ir a las ferias del sector es una pérdida de tiempo y tener un inmovilizado en stock, desde hace mucho tiempo, es un capital, a los que apagaron la luz de la tienda para ahorrar en el recibo de la luz y no querer alumbrar sus miserias, a los que pensaron siempre en comprar mejor que en vender más, a los que siempre prefirieron ir de independientes y despreciaron las ventajas de pertenecer a un grupo. Y, especialmente, a los que, además, instalaron cámaras de seguridad para vigilar que no les robaran y, hasta el final, pensaron que el negocio se les escapaba de las manos para irse a los bolsillos de los demás.

No he tenido suerte con los restaurantes últimamente por lo que esta vez y, aprovechando que estoy de ruta por Galicia, les recomiendo un orujo tostado excepcional: el de la bodega Reboraina, en Redondela. Mañana estaremos en las Rías Altas celebrando el 10º Aniversario de Unifersa.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Guindillas en la terraza

No hay doble lenguaje ni ningún mensaje subliminal; les hablo de lo que he acabado considerando mi cosecha. A comienzos de verano mi mujer puso en la terraza un metro cuadrado de huerto urbano. Cuando la vi metida en faena la miré con absoluto escepticismo. Me explico. Soy hijo de agricultor y en la tierna adolescencia en Pozuelo de Alarcón, el ahora pueblo más rico de España, me tocó con frecuencia ayudar a la familia en las labores del campo en lo que fue la última explotación agrícola comercial más cercana a la Puerta del Sol.  Recuerdo un tórrido verano en el que con mi hermano y mi primo nos tocaba, día sí día no, trincar  entre 250/300 kgs de pepinos. Los riñones también se acuerdan. Tampoco olvido que, más de una vez, tuve que dejar la caña y la reunión con los amigos pijos más acrisolados para encaminarme a la huerta. No se equivocan si imaginan el rubor del aprendiz de adulto y espero que les sirva para entender mi indiferencia inicial. Pocas semanas después me aplicaba en el riego.  A la postre la producción de cherrys ha sido escasa y de mala calidad, la de pimientos lustrosa; dio para una sartenada. Pero el verdadero éxito llegó con las guindillas. Todo el verano produciendo; con buen tamaño y la cantidad justa de capsaicina, el picante que cada vez se demuestra más eficaz para dolencias varias.

Con esta introducción quiero contarles que el huerto urbano ha llegado para quedarse y que, con su entrada en las terrazas y áticos de las grandes ciudades, se abren múltiples oportunidades de negocio. En nuestro sector hay puntos de venta involucionistas e impermeables a los nuevos productos y, otros, verdaderamente camaleónicos que aprovechan cada centímetro de lineal para abrazar la venta de las tendencias en boga. Llámese calzado de protección laboral, el menaje de última generación o el sustrato y los accesorios de riego. Los últimos siempre tendrán asegurada la pervivencia.

No se olviden que para el gasto en ocio las penurias económicas no existen. Mis guindillas serán las menos rentables del mercado; las más caras que me he llevado a la boca pero son mis guindillas.

Aprovechando la celebración de Eurobrico e Iberflora vamos a organizar desde Grupo C de Comunicación una media jornada el martes 27 de septiembre por la tarde con el Jardín como protagonista del negocio. El acto va a estar patrocinado por Flower, Bayer, Nortene y S&M Saneaplast Metalsant y contará con la presencia de la distribución más comprometida con el jardín. Ya tenemos confirmada la presencia de QF + con Ricard MuláComafe con Jorge De Luz, L&M con Celina de Manuel, Coinfer con Rosa Santos, Bricor con Fernando Cuesta y Bricorama con Eva Moreno. La convocatoria no está cerrada y de lo que se deriva de la misma daremos buena cuenta en la revista Cuadernos de Ferretería y Bricolaje de noviembre.

Este verano he sido capaz de comer al lado del Coliseo de Roma un pasta sublime; y encima barata. No esperen glamour pero, entre ruina y ruina, imprescindible: Pasta Chef.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leroy y el auge de la marca blanca

El dato se filtró en el primer trimestre -formó parte de ese intercambio de impresiones y voluntades que la firma francesa mantiene con sus principales proveedores cada año-, pero he preferido abordarlo ahora. En el 2025, en menos de 10 años,  L&M pretende que su MDD, marca de distribuidor, suponga la mitad de sus ventas. Es una práctica bastante extendida entre la distribución; la moderna y la tradicional. Con frecuencia cooperativas, grupos de  compra y centrales la despliegan sin rubor. En las grandes declaraciones no dejan de ponderar la importancia de las marcas para diferenciarse de sus competidores y, sin embargo, en el día a día, la estrategia queda supeditada a la urgencia de hacer crecer la enseña propia y proteger los resultados económicos. El doble lenguaje tan arraigado en el comercio y en la política. Son conscientes de la inversión y de la apuesta que hacen los grandes fabricantes por la innovación pero, puestos a escoger, mejor hacer llegar al consumidor un producto de segunda o desactualizado al que, eso sí, se le pueda sacar un margen resultón. No me sorprende pero sí me entristece que el principal actor de la distribución en España –seguramente el Grupo Adeo acapara el 35% de las ventas de ferretería y bricolaje- sea tan poco consecuente sobre un hábito que, a la larga, nos condena a ir más despacio y por caminos más tortuosos.

La situación se vuelve esperpéntica cuando los folletos impresos por la distribución y, casi siempre pagados por los fabricantes, llegan repletos de publicidad de su propia marca blanca.

Hace pocas semanas he asistido a la presentación de la batería XR FLEXVOLT de DeWalt; después de probar su rendimiento en diferentes familias de producto y preguntar a los profesionales de los suministros por su experiencia in situ puedo decir que, ahora sí, ha llegado el momento de las herramientas sin cable. Es la fuerza de la innovación la que posiciona a las mejores marcas y, sin ella, nunca habríamos llegado hasta aquí.

La evolución de la tecnología humana lleva siglos unida a los principales fabricantes. Las herramientas que ponen en circulación son cada vez más eficaces, seguras, sostenibles y comprometidas con el medio ambiente; de no haber sido por estas marcas nuestros coches se parecerían un poco más a los de los Picapiedra y viajaríamos lastrados por ruedas de piedra.

Los que determinan el futuro de las estrategias de mercado deben, como los políticos, funcionar con las luces largas.

Como el calor aprieta en la meseta nos hemos escapado a la playa. Restaurante El Albero en la playa de Bolonia (Cádiz). Feliz verano; volvemos en septiembre.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail