España va bien

Me toca el último post del año, llego con la lengua fuera y sin saber con qué darles la turra. Me sonroja regodearme con las sobadas felicitaciones y brindis con que se nos escupe desde casi todas las trincheras. Aunque nos vendan la armonía universal el único objetivo de todos es alentar el consumo e incrementar las ventas. ¿No les parece que nos toman el pelo? ¿De dónde ha salido el dinero para petar las carreteras, colapsar las reservas de los restaurantes y multiplicar por doquier la inversión en amigos invisibles? ¿De verdad podemos consumir más alegremente que hace tres años? Siento no contribuir al espíritu navideño.

La histórica frase es de Aznar y me sirve para contarles que sí, que nuestro sector ha crecido cerca del 10%, que el número de inauguraciones de ferreterías palía con creces las defunciones debido al complicado tránsito generacional. Que, además, son puntos de venta ambiciosos e innovadores. La vuelta del comercio de proximidad es un hecho y no creo que sean las cooperativas y centrales especialmente responsables de una situación que les beneficia. Al final dependemos del emprendedor en solitario.

Mi escepticismo cabalga a galope tendido; la economía se mueve por ciclos a los que no podemos meter mano. Nos cuenten lo que nos cuenten los troleros de los economistas. Y los damnificados son siempre los mismos. Me siento como los primeros cristianos cuando llegaban los 7 años de malas cosechas, aunque ahora lleguen las vacas gordas. ¿No estarán alimentadas con clembuterol? ¿Cuánto tardarán en volver a hablarnos de austeridad los que nunca la han practicado?

Como complemento o contrapunto del post, ahora que he llegado a los 100, voy a rescatar el que más me ha gustado de todos, el más literario, el que dediqué a Gabriel García Márquez el día de su fallecimiento. Sólo un ejercicio de literatura pomposa. “A la época feraz y mítica pusieron fin los perros de ojos amarillos”

Evito la recomendación gastronómica para no contribuir al desmadre alimenticio.

Nos vemos en 2017. Espero…

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *