Una media maratón llamada Motortec

Cuando el pasado 15 de marzo comenzó la decimocuarta edición de Motortec Automechanika Madrid, el equipo de Neumáticos de C de Comunicación quiso conocer los kilómetros recorridos durante los siguientes cuatro días pisando la moqueta de IFEMA. Teniendo en cuenta la pasión de Aitor por el triatlón y la cantidad de stands que nos habíamos propuesto visitar, el resultado prometía. Así, armada de la correspondiente ‘app’ cuentakilómetros de mi móvil de casi última generación y  subida en los tacones más cómodos de mi zapatero, me predispuse a caminar hasta que dejé de notar la diferencia entre los límites del suelo y los de mi propia planta del pie.

Los primeros siete kilómetros nos los pasamos de evento en evento. El día tradicionalmente dedicado a la prensa fue completo y, en más de una ocasión, nos vimos obligados a separarnos y a correr de un pabellón a otro. La presentación de Bosch, la inauguración oficial de la feria o el acuerdo entre SERNAUTO y la DGT fueron algunos de los actos más importantes de esa jornada. Además, como era el primer día y teníamos las pilas bien cargadas, también aprovechamos para visitar a algunos de los distribuidores más importantes del mercado español. NEX, Top Recambios, Tiresur, Grupo Andrés, EuroMontyres, Neumastock, Grupo Total, Fd7 o HTE fueron algunos de los que apostaron por tener presencia en Motortec.

Sin solución de continuidad llegamos a la segunda de las cuatro jornadas. Algo más relajados dedicamos buena parte del tiempo a los pocos fabricantes que se animaron a acudir a la feria. Yokohama, Cooper y Continental con su división de Automotive Aftermarket como máxima protagonista fueron los únicos productores de neumáticos que dijeron sí a la idea de montar stand. A pesar del crecimiento en el número de expositores de este año, el comentario referente a los fabricantes era una continua cantinela: “a ver si para la próxima se animan”. Total: 5,9 kilómetros.

Lógicamente, tampoco quisimos dejar fuera a todas las empresas dedicadas a la fabricación del equipamiento de taller situadas en su mayoría en el pabellón 4. Allí también tuvimos la oportunidad de hablar con los responsables de SIGAUS y de llevarnos una bonita petunia, cortesía de SIGNUS Ecovalor. Entre neumático y neumático, recambio. Por eso, no desaprovechamos la oportunidad brindada por algunos de los pesos pesados de la posventa: Filtros Cartés, Valeo, Varta, Brembo, PRO Services, Hella, Mann+Filter o Bosch fueron algunas de las casas que nos atendieron en medio de la vorágine de visitantes y clientes. La marca del viernes ascendió hasta los 6 kilómetros.

Llegó el sábado y con él IFEMA se llenó de familias. Nosotros dimos el último empujón a la feria con la cobertura de la entrega de premios del concurso fotográfico “El neumático en positivo” organizado por TNU. La última vuelta valió para terminar de saludar a aquellos que hacen posible el día a día del sector, incluidas asociaciones como ADINE que nos prestaron todo su apoyo (y su stand), y para dar por concluida esta edición de Motortec, una de las mejores de los últimos años.

21 kilómetros distribuidos en cuatro días llenos de encuentros y conversaciones. 21 kilómetros en los que tomamos el pulso al sector y en los que adivinamos las ganas de todos los actores de la cadena de valor por repuntar, por volver a hacer crecer el mercado. Por creer en un sector que sabe salir adelante a pesar de lo sufrido, de los daños infligidos.

Media maratón en tacones y una pregunta en la punta de la lengua de nuestros interlocutores. “No, no queremos tener stand”, es nuestra respuesta. “Pues a ver si para la próxima os animáis”, la contrarréplica.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El Calendario Pirelli ya no es lo que era

Más de 50 años han pasado desde que Pirelli lanzara por primera vez al mercado su más que conocido calendario. Las fotos, estéticas y eróticas a la vez, formaron durante años parte del mobiliario del taller, sirviendo de reclamo para el entonces cliente potencial: señor de buena casa, adulto, padre de familia y rodeado de las entretelas del nacionalcatolicismo. Lo que se dice un hombre de bien.

Aquel pecho descubierto, aquel muslo insinuante o aquella mirada lasciva ayudaban -a su manera- a vender ruedas, que era de lo que se trataba. Sorprende conocer que Pirelli realizó su primer calendario en la isla de Mallorca. Corría el 1964 cuando aquellas señoritas fotografiadas en nuestras paradisíacas playas comenzaron a cubrir las manchas de grasa de las paredes del taller.

Al fin, en el calendario de 2015 y, sobre todo en el que acaba de salir a la luz, las fotografías han tomado un rumbo muy distinto. Anne Leibowitz primero y Peter Lindbergh ahora han llevado la estética de la fotografía a su clímax y, a pesar de lo que puedan estar pensando muchos de los lectores, no han echado a perder el erotismo. Simplemente, se han dado cuenta de que, ¡señores, estamos en el siglo XXI!

Estamos hartos de ver escenas de cama y cuerpos esculpidos. A veces pienso que el destape se nos ha ido de las manos. Siguiendo aquella máxima que dice que es mejor insinuar que enseñar, Pirelli ha apostado por un calendario lleno de mujeres, mujeres de verdad. Con mayúsculas. Son madres trabajadoras increíblemente sexis que han logrado el éxito y la fama gracias a su talento pero, sobre todo, a su incansable esfuerzo.

Nicole Kidman, Helen Mirren, Uma Thurman, Jessica Chastain, Penélope Cruz, o Julianne Moore son algunas de las actrices que podremos ver cuando pasemos las hojas del calendario este año, mujeres a las que sí merece la pena imitar o intentar parecerse. Referentes para chicas más jóvenes y para sociedades a las que aún les queda un buen trecho por recorrer.

A nuevos calendarios, nuevas mentalidades. Y creo que esto es justo sobre lo que debemos reflexionar. La profesionalización del sector es aún una tarea pendiente a pesar de los múltiples pasos que se han dado en la buena dirección. Este proceso de mejora pasa por la evolución, por la adquisición de nuevas costumbres y, (¡sorpresa!) por la aparición de nuevas mentalidades. Para empezar, debemos asumir que cada vez más mujeres formamos parte del mundo del neumático y, para seguir, que aquel punto de venta que utilizaba el calendario para tapar la mugre debe quedar -si aún no lo ha hecho- atrás. El cliente (sea hombre o mujer, joven o mayor) agradece la entrada a un sitio profesional, en el que la educación vaya por delante y en el que no se sienta estafado.

Quiero creer que ese tipo de prácticas han quedado atrás, sin embargo, con que tan sólo uno de los lectores de este blog reflexione sobre estas líneas ya habrán merecido la pena.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail