Películas de terror

 No soy amante de las películas de miedo; habré visto muy pocas aparte de las inevítables El Resplandor y Carrie, hace ya muchos años. No voy porque simplemente me dan mal rollo… y pagar para salir con mal cuerpo no va con mi espíritu práctico. Detesto especialmente las que mezclan además el gore sanguinolento y la violencia gratuita, como si no tuviésemos suficiente con el telediario.

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Persona, animal o cosa

Despachar es un verbo que tiene varias interpretaciones. En sentido positivo, va desde “Atender a una persona para resolver sus asuntos, problemas, etc.”, pero también tiene connotaciones negativas, en el sentido de “despedir o acabar un asunto por la vía rápida (el matador despachó al morlaco con un feo bajonazo)”.

Barrunto que la brutal diferenciación entre ambas acepciones no se produce tanto por el sujeto despachante, como por la consideración que este da al objeto despachado. Me explico. ¿Con qué o con quién trata el despachador ? ¿Es persona, animal o cosa? Si es persona, o mejor, si el despachador considera a su interlocutor persona, como indica la definición en positivo, tratará por todos los medios de resolver sus asuntos, cuestiones, o problemas… Si, por el contrario, lo considera como animal o cosa, te despacha con una faena de aliño y te da el bajonazo, sin importarle un carajo, ni tú, ni el público asistente… si es que lo hay.

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Mi nuevo amigo Mercurio

Leo que una empresa pionera en las tecnologías del comercio al por menor, con el apoyo en la financiación de la Corporación Tecnológica de Andalucía, “ha desarrollado un robot/asistente para ayudar a los clientes a hacer la compra en los supermercados”.

La cosa se llama Mercurio, en honor del dios del comercio romano. “Se trata de un robot (sic) social, de apenas medio metro de altura que podrá ejercer como nuestro personal shopper en la compra semanal en el supermercado”. El robot ya se encuentra disponible en el mercado y, según explica su promotor, “Mercurio va a suponer una “auténtica revolución en los comercios”. (De esto estoy seguro, pero conociendo al personal, más por cachondeo que se va a dar, que por otra cosa).

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

A propósito de papá

Interesante el debate sobre el traspaso de negocios de ferreterías entre generaciones. Padres e hijos a los que la tecnología y, posiblemente una superior ( y distinta ) preparación académica, ha alejado, en cuanto a visiones de la vida en general y del negocio en particular, todavía más.

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Aliñadas o esferificadas

Uno aprendió marketing en su día y lo natural era hablar de posicionamientos y segmentaciones del consumidor por sexo, edad, clase social, perfil, etc. Estos criterios que duraron un montón de años han pasado, hace tiempo, a mejor vida.

Ahora lo que se lleva es lo complejo. La realidad cada vez más líquida acarrea complejidad y esta complejidad se combina fatalmente con menos recursos, menos tiempo y más exigencia en obtener resultados.

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

De agravios y agresiones

Vivir en sí mismo lleva implícito el ser agraviado por comparación de forma continuada a lo largo de toda la vida.

Ya el lugar de nacimiento es un agravio comparativo. Un niño sirio viaja en patera y otro niño griego o italiano, un suponer, lo hace a pocos kilómetros del drama en yate de recreo tomándose un helado.

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

¿Pondrías una ferretería?

Todos tenemos en el barrio un local, si no son varios, que han ido abriendo y cerrando una y otra vez, cambiando de dueño, de nombre, de concepto y de imagen varias veces, sin que en ninguna de ellas el nuevo negocio haya llegado a sobrevivir ni una campaña entera.

Lo que inicialmente fue un colmado de tradición familiar, de los de toda la vida, ha ido siendo, sucesivamente, una pizzería, una vinacoteca, un outlet de ropa de niño,  un consultorio de autoayuda o algo así, y,  otra vez,  otra pizzería distinta de la primera, que ha vuelto a cerrar hace pocos días. En ningún caso hubo ninguna nueva ferretería.

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Jugar a los chinos

Dicen que los chinos son muy aficionados al juego. La máxima demostración de este axioma debe ser la de ver a unos chinos jugando a los chinos, aunque este tipo de juego de momento sigue siendo más habitual en el personal local, especialmente a la hora del  vermut. Pero todo se andará… de momento, puede que el bar en que tomes las bravas ya sea de un chino.

De hecho dicen que juegan a la bolsa como si se tratara de un juego de azar más y, cuando la cosa se les tuerce, el resto del mundo va de culo, como ahora, que todas las bolsas dicen que bajan, porque la China ya no tira del carro de la economía como antes.

Leer más
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail