Feriantes

Dado que una parte significativa de lectores pueda estar o estará en Eurobrico o Iberflora o ambas dos, les propongo el juego de identificar perfiles de feriantes. No hace falta tener una app ni usar móvil. El entretenimiento puede hacerse a simple vista, solo falta haber leído este post.

Referimos la colección de diversos personajes que uno puede llegar a identificar en una Feria como la que nos ocupa en Valencia. Vamos a  ello:

  • El pasillero’, dícese de aquel fabricante que para ahorrar dinero no presenta stand en la Feria, pero que asiste todos los días en horario completo, haciendo del pasillo (de ahí su nombre) su stand gratuito. Suele ir acompañado del jefe de ventas. Asalta a cualquier comprador o jefe de producto identificado al volapié. Es temido por sus competidores, porque el pasillo donde anida puede estar muy cerca de sus stands y asustan, entretienen o directamente hacen huir de la trayectoria a las piezas de interés.
  • El cuñado’, dícese de aquel expositor que, por desidia o ahorro mal interpretado, dispone de un stand de mínimos, tanto en espacio como en localización. Al no tener apenas ni visitas ni poder dar la imagen deseada, con la excusa de saludar, se instala ‘sine die’ en el stand de otro fabricante. Además de degustar jamón y vino, aprovecha también para contactar con los compradores que visitan el stand ajeno. Es la versión ferial de los cucos, pájaros que ponen sus huevos en nido ajeno (por favor no lo tomen literalmente) para que otros los empollen.
  • ‘Los oscuro objeto de deseo’, es decir aquellos compradores de distribuidores de primer nivel. Son piezas de caza mayor. Cual políticos en campaña, no tienen un minuto de descanso. Todos quieren verlos y hablar con ellos. Como las estrellas futboleras, no pueden andar más de 10 metros sin que los comerciales o directivos de empresas proveedoras o no salgan a su paso para invitarlos a ver las novedades en su stand. Coleccionistas de multitud de tarjetas de visita inservibles. Son el santo Job redivivo. Si no consigues una cita con ellos, que va a ser que no, al menos hagámonos juntos un selfie. Santa paciencia.
  • Los hologramas o santateresitas’. Son aquellos propietarios de negocios que van y vuelven en el día. Visto y no visto. Es un vivir sin vivir en mí. “Es que tengo mucho trabajo” (¿qué es visitar una Feria, sino trabajar?)… aunque los maledicientes dicen que lo que buscan es ahorrarse el hotel. Van pasando por los pasillos a la carrera. Ante el reclamo de algún proveedor, suelen decir..”luego me paso”. Solo paran para repostar cuando tienen hambre o sed. Escurridizos cual anguilas. Aparecen a media mañana y desaparecen a media tarde. No reciben ni dan.
  • ‘El candidato’. En épocas no muy lejanas, cuando en levante había más gaviotas, solía celebrarse una procesión por la inauguración de la Feria para mayor gloria de la organización y sus padrinos políticos. Solo faltaba el reclinatorio al paso de tanta parafernalia. Al son de las fanfarrias, acompañaba a la comparsa una nube de periodistas y fotógrafos. Solía pararse la comitiva en stands previamente avisados, para escenificar el besamanos. Acabada la función, volvía la normalidad comercial. Muchos de ellos, ya sin viento a favor, han cambiado el recinto ferial por banquillos judiciales.
  • ‘La afición’. A pesar de ser un evento profesional, no escasean aficionados al bricolaje o a la jardinería que se presentan en el stand a la busca de bolsas, folletos, catálogos, muestras, objetos publicitarios o cualquier elemento por inservible que sea. Se personalizan básicamente vía jubilados o estudiantes, que suelen acudir en tropel al grito de “es que a mí me gusta mucho la jardinería/el bricolaje”. Paciencia y  profesionalidad.

Quedarían muchos más perfiles a identificar, pero este post no da para más.

Pasen, vean y jueguen. Si, como espero, seréis capaces de localizar a más de uno, me sentiré pagado si en el momento de la identificación, emitís una ligera sonrisa y pensáis en este post.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *